Img 8270 Img 8271 Img 8273 Img 8272 14


TODO SE VE TAL COMO ES


Galería Sextante
Bogotá, Colombia


VII morado

XIII magenta

XXV rojo

I amarillo

III azul

XXI cyan

XVII verde


Todo se ve tal como es es la historia de un viaje a la Sierra Nevada de Santa Marta en busca de los Zenúes, un pueblo que tiene la reputación de haber sido los primeros alfareros de Latinoamérica. Estando allá la artista se encontró con el río Guachaca y con un sentido de “naditud”, un concepto que inventó para explicarse a si misma la sensación de un tiempo indefinido, sin cortes, viviendo con la cabeza en otra cosa y, a la vez, absorta en el presente. El resultado: siete mapas que como pieles, que capturan la experiencia arrastrando los sedimentos del tiempo.

Para poder hacer eso, la artista trabajó en los talleres de Arte Dos Gráfico en Bogotá, dirigido por los galeristas Luis Ángel Parra y María Eugenia Niño, que la han acompañado desde el comienzo, el año 2015 en el viaje por la sierra y el río, y ahora presentando su obra.

El trabajo consistió en imprimir distintos colores y que todos llegaran a negro. Son capas de colores sobre capas de papeles ultra suaves, que luego fueron enterrados en la laguna de Subachoque, cerca de Bogotá, devolviéndolos a la humedad de la experiencia del río.

Después de un tiempo, la artista volvió a su taller con estos papeles en forma de huevos, donde los abrió y reparó con costuras. De vuelta en Bogotá, el mismo proceso en reversa.

Lo exhibido no solo es el resultado de este largo proceso, sino siete superficies absolutas donde radica un deseo por llegar a un estado originario caracterizado por la ausencia de distinciones o, mejor, por la fusión de los polos que suelen organizar la percepción y el mundo de los conceptos. 
A semejanza de los hoyos negros, o del Opus Nigrum de la tradición alquímica, el color negro como absoluto lo absorbe todo y señala un límite tras el cual se anida, potencialmente, cualquier fenómeno posible.